Beata Francisca de la Encarnación

¡Oh beata Francisca de la Encarnación!

Tú que entregaste tu vida al Señor en la

vida trinitaria contemplativa, y la ofreciste

como holocausto supremo derramando tu

sangre en el martirio perdonando a tus

verdugos, intercede ante la Santísima

Trinidad para que también nosotros

recibamos la gracia del verdadero amor

y la fuerza de perdonar a los que nos

ofenden. Condédenos también las

gracias y favores que con confianza

pedimos por tu intercesión.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.