Ser trinitarias

 Citando a Darío Mollá, sj diremos que hablar de espiritualidad es hablar de actitudes en la vida, de talante de vida, de la manera como uno se sitúa en la vida, y de cómo se afrontan las distintas situaciones de la misma, porque la vida cambia… En la vida cambiamos de lugar, de tiempo, de circunstancias… y, por tanto, la espiritualidad viva es una espiritualidad que se va acomodando a las distintas circunstancias.

Ser trinitarias expresa ese deseo que tenemos las monjas de esta Orden de vivir la vida desde el lado de la comunión y la libertad. Son los dos faros que alumbran nuestro camino para entrar en el Reino de Dios, para vivir desde el Evangelio, la Buena Noticia. En este espacio web encontrarás diversidad y en ella una íntima Comunión, eso es la Trinidad y ésa es nuestra meta, ser iconos de la Comunión y la Libertad Trinitarias.

De ahí nace nuestra alabanza a la Trinidad, nuestra veneración al Amor Trinitario, al Amor de Dios.