Fray Juan Gil, 2

45820 El Toboso (Toledo)

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Teléfono y fax: 925 19 71 73

www.trinitariasdeltoboso.com

  • 00.png
  • 000.png
  • 1.png
  • 01.png
  • 2.png
  • 3.png
  • 4.png
  • 5.png
  • 6.png
  • 7.png
  • 8.png

 La Venerable Ángela Mª de la Concepción nace en Cantalapiedra el 1 de marzo de 1649. Desde pequeña siente inclinación hacia la vida religiosa aunque no le resultó fácil llevar a cabo su deseo. Después de ciertos avatares (estuvo nueve meses en un Carmelo en Valladolid, quedando muy marcada por la personalidad y carisma de santa Teresa de Ávila) toma el hábito  en 1669 en el monasterio trinitario de Medina del Campo.

Ángela Mª siente en su corazón la necesidad profunda y la urgencia de reformar la orden, y muy pronto llega a convencerse, con “una grande certeza en el alma” (V. 41) de que es ella misma quien tiene que ponerse al frente.

El 2 de mayo de 1680, acompañada de otras tres hermanas sale hacia Madrid. Aquí se les unen otras ocho jóvenes, y el 21 del mismo mes salen hacia El Toboso (Toledo). Impresiona el talante emprendedor y el testimonio de vida de la madre fundadora. Joven aún, -tiene sólo 31 años- se muestra segura y valiente ante los obstáculos y contradicciones: “yo estaba con tanto ánimo que nada se me ponía por delante” (V. 76).

La fundación se pone en marcha. El 11 de abril de 1681 el grupo, ahora de 18 miembros, pasa a ocupar el monasterio recién construido (que en un principio iba a albergar a una comunidad de monjas clarisas).

Los primeros tiempos de la fundación son duros; pero la joven priora parece agigantarse ante las dificultades, pero recuerda a santa Teresa y se siente orgullosa de que su fundación se parezca a las que ella hacía.

Por lo demás, tiene muy claro que no busca ni propone a sus seguidoras una vida tranquila, pero sí “la quietud  -de una vida evangélica y contemplativa vivida con radicalidad- que vale más que cuanto hay” (V. 18).

No siempre esta joven comunidad se ve apoyada por los frailes trinitarios calzados ni tampoco por los descalzos y esto hace que las hermanas se una más y  sean más valientes.

En 1685 se recibe con entusiasmo la aprobación de las Constituciones por parte del papa Inocencia XI.

El 13 de abril de 1690 fallece Ángela Mª de la Concepción a la edad de 41 años. Está casi todo por hacer pero ella ha dejado bien claro el camino: “busquemos, para alcanzar el más perfecto amor, el modo más perfecto de amar (R 315).

La comunidad continuó avanzando a través de los siglos, siendo poyada por grandes personajes de la política en diferentes etapas. Un ejemplo se ve cuando un bienhechor de la comunidad logra que ésta no sea expulsada del monasterio durante la invasión napoleónica.

La Comunidad, como otras muchas, perdió numerosos bienes durante la desamortización de Mendizábal.

Más adelante, en 1936, las hermanas se vieron obligadas a dejar el monasterio y dispersarse por diferentes lugares de la geografía nacional. El monasterio fue ocupado por los militares y no será hasta el 6 de mayo de 1939 cuando se tome de nuevo el convento de forma oficial por la comunidad, aunque faltando algunas hermanas. Comienza entonces una etapa de reunificación de la comunidad y de restauración del monasterio.

Hoy en día es un bellísimo edificio, instalado en el histórico pueblo de El Toboso, y conocido como “el pequeño Escorial de la Mancha”.

oracioncompartida Eucaristía: Todos los días:  9'00 h.

Otros cultos: Adoración al Santísimo (seguido de rezo de vísperas):Todos los jueves, en verano 18'00 h, en invierno 17'00 h. Vigilia de Pentecostés a las:  21’30 h.

Además: Grupo de laicado: todos los miércoles se comparte diferentes temas.