C/ Monjas,4.

12589 Cálig

(Castellón)

  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Teléfono y fax: 964 492 006

  • 00.png
  • 01.png
  • 1.png
  • 2.png
  • 02.png
  • 3.png
  • 4.png
  • 5.png
  • 6.png

 fue fundada el día 5 de enero de 1.905 por cuatro religiosas trinitarias, que procedentes de Almazora -Castellón- habían ingresado en el convento de San Clemente, provincia de Cuenca. En un principio, la fundación la querían hacer en Almazora, su pueblo natal, pero Don Manuel  Marzá y Don Remigio Albiol,  hijos de Cálig - operarios diocesanos- les hicieron cambiar de idea para que la fundación se hiciese en Cálig. Así, llevamos más de 100 años con nuestra vida de consagración a Dios-Trinidad

En nuestra vocación trinitaria contemplativa, están inseparablemente unidas:la gloria de la Trinidad y la redención de los hermanos. En especial los que sufren persecución a causa de su fe, son maltratados en su dignidad humana o en sus derechos inalienables.

Nuestra vida contemplativa es nuestro primer y fundamental apostolado. En efecto, somos glorificadoras del Padre y redentoras en Cristo Sobre todo a través de nuestra consagración religiosa, la practica de los consejos evangélicos y nuestra oración e inmolación.

Por amoroso designio de Dios, este es nuestro modo típico y característico de ser Iglesia, de vivir en la Iglesia, de realizar la comunión de la  Iglesia y así cumplir nuestra misión en ella.

Con nuestra vida de oración, alabanza, silencio y sacrificio, unidas diariamente al sacrificio redentor de Cristo, queremos ser no solo alabanza de gloria para la Santísima Trinidad, sino también instrumentos de redención para los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

 Las trinitarias contemplativas, somos el corazón de la Familia Trinitaria en la obra de la redención, los brazos en alto que arrancan de la Santísima Trinidad la eficacia de la acción redentora para toda la familia trinitaria.

Nuestra jornada comienza a las 6.30 de la mañana y finaliza, tras las completas, a las 10 de la noche.

Junto con la vida de contemplación y oración tiene en nuestra vida una singular importancia el trabajo siguiendo al divino trabajador de Nazaret que ennobleció y santifico el trabajo y es al mismo tiempo, el medio normal de nuestro sustento y nos permite compartir sus frutos con los pobres y cautivos de hoy. Nuestro trabajo actualmente hacemos algo de lavado y planchado.

La Comunidad  la componemos 9 hermanas, con edades comprendidas entre los 30 y los 71 años

Gloria a Dios, trinidad y a los cautivos, libertad. Este es el binomio de nuestra espiritualidad. “La gloria a Dios y la redención del hombre.” Así resumiríamos nuestro carisma  de trinitarias.

oracioncompartidaEucaristía: los domingos y festivos a las 9 de la mañana, los días ordinarios a las 7 de la tarde.

 Otros cultos: Exposición del Santísimo: todos los domingos a las 4 de la tarde y los primeros jueves de mes a las 6 de la tarde.

Novedades de Calig