Venerable Ángela Mª de la Concepción - Su infancia y juventud

Fue hija de Alonso Tabares Velasco y María Martín Santos. Él era hijo de Alonso y Ana; todos de Cantalapiedra. Ella era de Villoria, pero desconocemos sus padres.
planocanDe este nacimiento nacieron 10 hijos, de los cuales sobrevivieron cinco:
María, casada con Juan de Oyagüe, la cual fue terciaria franciscana.
Alonso, sacerdote en Villoria y después en Cantalapiedra.
Catalina, carmelita descalza en Medina.
Francisco, sacerdote
Ángela, que fue carmelita en Valladolid, trinitaria en Medina y fundadora de las trinitarias recoletas de El Toboso.

Nace Ángela el 1 de Marzo de 1649 , así consta en la partida de bautismo que el párroco de Cantalapiedra, D. Francisco Muñoz escribió. A los diez días de nacer fue bautizada en la parroquia de dicha Villa y el dieciocho de Mayo del mismo año recibió el sacramento de la confirmación, según consta en el libro de bautismo número 5, folio 35, de Cantalapiedra.

La familia de Ángela era una de las bien acomodadas de la Villa. Tenia criados para el campo y el hogar. El padre se dedicaba a gobernar su hacienda y la madre a organizar y dirigir la casa y educar a sus hijos.
Eran frecuentes las prácticas religiosas dentro del hogar. Ellos mismos enseñaron a rezar a sus hijos y a ejercitarles en la caridad con los más necesitados.

Intentaron casarla cuatro veces, dos de ellas dos criadas y las otras dos sus hermanos. El último intento de casarla fue por parte de su hermano Francisco, fue la lucha más difícil de combatir y más difícil de ganar. Su hermano Francisco intercedió por un chico que a ella la había caido simpático, pero la advirtió, “Mira los inconvenientes que vas a tener si te casas; preocupaciones, trabajos, peligro de tu salvación ; considera que si te haces monja darás gusto a Dios, serás un ejemplo para otros y lograrás la mayor felicidad de esta vida” . Dos días después le dijo ella :“Hermano, despídele y de este punto no se vuelva a hablar palabra, porque yo quiero ser religiosa”.

Como propio de la época tenía un director espiritual o acompañante cuyo nombre era D. Juan Marroquín, que la iba orientando hacía el claustro, pero sin que lo supiera su familia, que se oponía a ello.
A esa edad hizo ante D. Juan Marroquín voto de castidad y de ser religiosa. En 1582 murió Santa Teresa de Jesús, su estilo de vida influyó en muchas monjas que profesaron después, Ángela hija de su tiempo fue fiel seguidora del estilo de vida de Santa Teresa, a la que siempre consideró su madre y modelo.

Es más, ya de niña jugando a conventos, ella dijo: “Tengo de ser monja, pero de las de verdad”. Reflejo de sus ansias de no ser mediocre, sino de entrega radical y total al proyecto que Dios tenía para ella, Ser Monja de Verdad.